Páginas vistas en total

domingo, 31 de octubre de 2010

las sorpresas - las reacciones 27/10/10


Que sorpresas, lindas o malas, mas sorpresivas o sorprendentes, no importa, lo que sorprende es la cantidad.

Mis reacciones también me sorprenden, quizás por eso sean sorpresas, no por lo que son sino por lo que sorprenden. En fin, sorpresas, hechos o dichos o acciones o miradas o cosas, no sé, pero que nos movilizan de manera inesperada.

Esta semana se me dio vuelta la cabeza, me la retorcieron. Mis ojos se abrieron más grandes que nunca y lloraron. Cante muy fuerte y me quede en silencio más de una vez. Discutí con mucho énfasis. Defendí mis ideas. Mis decisiones.

Me sorprendí.

No por hechos, ni por dichos, ni por miradas, ni cosas, ni no sé de otros.  
Esta semana me sorprendí,  a mí, conmigo.  

Me sentí acompañando, sumando, multiplicando. Lo necesité y lo quise, y como pocas veces, lo hice. No me cuestioné ningún movimiento. Actué.

¿Por qué?

Porque había algo mucho más fuerte, algo que me hacia salirme de mi, algo que me movilizó y me sacó de mi papel egoísta. Cambió el aire, todo era distinto y nadie era uno.
Todos nos movimos por lo sorprendente y sorpresivo de la sorpresa, mala y buena, triste y alegre.

Nos encontramos. Festejemos los encuentros. (click)

No hay comentarios: