Páginas vistas en total

viernes, 24 de diciembre de 2010

jugar casi constantemente

Digo, casi pero constante
Casi, porque de a rato, solo de a ratos, tenemos que ponernos serios.
O vale jugar a ser serio? Y entonces, vale que no avise que estoy jugando? Vale que me conozcas? Vale que yo a vos? Vale besarnos? Vale que te quiera? Y que no te quiera más? Vale intentar? Vale que nos miremos? Vale llorar? Vale contar cuentos? Vale tocar? Vale dejar de hablar? Vale hacer chistes? Vale reír? Vale mentir? Vale dejar de creer? Vale empezar a creer? Vale pedir más? Vale todo o no vale nada? Vale buscarte? Vale disfrutar? Vale esconderse? Vale casa? Vale aburrirse? Pido! Si nos aburrimos no juego más.


martes, 14 de diciembre de 2010

los cuentos se agotan


Tanto te creí y te defendí que hoy no puedo ni una cosa ni la otra
-SE ME AGOTÓ EL AMOR POR VOS-
y en las no-ganas de defenderte es donde advierto que te fuiste de mi idea.
Si, claro, idea!
Eras una idea imposible de sostener, porque para ser sincera
la idea de vos es tuya, me la contaste y te la creí, por eso te defendí.
Nunca pude sostener ideas ajenas, no sé si realmente es posible, para mi no.
Así es que dejé de defenderte, porque dejé de creer en tus cuentos sobre vos.